Saturday, June 02, 2007

Para quien quiera escribir un poema de un incendio originado por una garrafa le dejo tres estrofas para intercalar

(la piel negra y sonriente dice
cuando me arrodillo ante El
que no importa.)

mientras me quemaba
pensaba
¡Yo no quería morir así!

Me eché kerosene en la bota
para calentarme,
y sin querer
me prendí fuego

2 comments:

Terra said...

Excelente.

paula.p. said...

duro pero justo

Followers